Sahakiel (sahakiel) wrote,
Sahakiel
sahakiel

  • Mood:
  • Music:

No soy nada, nada para ti.

Esas son las palabras que resuenan en mi cabecita hueca, mi cabecita de muñeca... tan cuerda, tan loca a la vez... Deseando no haberos conocido nunca a ninguno de los dos... así no os hubiera hecho daño; no me hubiera hecho daño yo. Metida en una cajita de cristal, asfixiándome, sin ni siquiera poder los brazos levantar... así tendría que estar; atada, encerradita, ta angelical como Lolita, tan muerta como me siento ahora. Tan fría, tan de hielo como es ahora mi piel, como soy ahora por dentro. Intentando no sentir, intentando no pensar... pero vuestros recuerdo... en especial los tuyos, sí, los tuyos... me asaltan sin cesar.
 
No siento lo que te hice, porque no lo hice mal. Nunca he engañado a nadie, y contigo la excepción no iba a empezar... Lo siento, yo no sabía que todo esto iba a pasar. Realmente iba a estar sola... pero alguien en mi camino se vino a cruzar. Y auqnue nunca creas mis palabras... nunca digas nunca. Nunca te voy a olvidar. Jamás.
 
Y tú... tú... que pones mi mundo revuelto a escondidas, y luegos te marchas por la puerta de atrás. Tú, que me has disparado flechas hasta en la diana acertar; para luego salir corriendo por no querer esperar. Tú, impaciente, con miedo y aturdido, esperando a quedarte dormido... para olvidarte de mí y no sentirte así mal. Estoy sorprendida... qué rápido me olvidas... sólo soy una flor a la que ves marchitar, una bonita margarita que encontraste en el campo, que arrancaste para oler... y que decidiste tirar. Tú, que me susurrabas que era como la miel. Tú.
Y pensar que como yo te he querido nadie te va a querer más... Y pensar que te tengo que olvidar. Y pensar que te quieres marchar... huyendo de lo que todos saben, de lo que es un secreto a gritos... huyendo de tu felicidad. Las máquinas no se pueden forzar... ¿por qué quisiste forzar la tuya? ¿Por qué no lo dejaste estar? Un segundo, sólo un segundo de diferencia... Un segundo que parece una eternidad.
 
Y porque las máquinas no pueden forzarse. Por eso, por eso me tuve que ir. Por eso él de pronto llegó y, tan rápido como lo hizo, se marchó. Por eso ya no soy nada, nada para ti.
 
Por eso tengo que saltar.
Por eso me tengo que ir.
 Porque ahora tan sólo soy una cáscara de porcelana hueca.
Porque me puedo romper como el cristal.
Por eso, mi niño, tengo que saltar.
Porque así de mí te vas a poder olvidar.
 
 
... ¿Leíste aquellos viejos poemas que escribí cuando era niña? Palabras perdidas en el viento... Uno, royendo la soledad... Me pregunto si los entendiste. Me preguntó, en hacerlo, cuánto tardarás.
 
 
(Gracias a Karincoma por crear dibujos tan hermosos)
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

  • 5 comments